Average score:
4.1 stars based on 2384 reviews

¡Oferta de invierno!
¡Reserva ahora a precios de temporada baja! ¡Grandes descuentos!

¡Precio más bajo garanti- zado en nuestro sitio web!

Reserva online

calendar
calendar
Buscar habitación

 

El hotel está ubicado de forma perfecta para los que quieren descubrir la fascinante red de canales del siglo XVII que ahora se considera Patrimonio Universal. Puedes llegar a los museos famosos, como el de Van Gogh y el Rijksmuseum, con un corto trayecto en tranvía. Coffee shops, pubs y clubes están muy cerca.

Deja tus maletas protegidas en el hotel Tourist Inn y date un paseo por el centro de la ciudad de Ámsterdam donde encontrarás una gran cantidad de coffee shops, cafeterías y bares. No tendrás que perder tiempo ya que todo está cerca. Si te apetece comer algo, ¿por qué no visitar alguno de los restaurantes en la zona de Jordaan? La plaza Rembrandt y la plaza Leidse son sitios que no te puedes perder si quieres salir de noche por Ámsterdam.

Una gran plaza en el centro de la ciudad, conocida por ser una de las zonas con más ambiente, con discotecas, teatros, cafés y muchas terrazas. Se llega a ella por Reguliersbreestraat, Reguliersgracht, Amstelstraat o Utrechtsestraat. Antiguamente se la conocía como Botermarkt (mercado de la mantequilla), pero en 1876 se le dio el nombre del famoso pintor holandés Rembrandt.

La plaza Dam, una de las más importantes de la ciudad, une las calles Damrak y Rokin, así como otras calles famosas: Nieuwendijk, Kalverstraat y Damstraat. Los principales edificios de la plaza son: el museo de cera Madame Tussaud's, el hotel Krasnapolsky, el centro comercial Bijenkorf, el Palacio Real y la iglesia Nieuwe Kerk. El Monumento Nacional merece una mención aparte: se construyó en 1956 en memoria de las víctimas de la Segunda Guerra Mundial.

Museo dedicado al pintor holandés Vincent van Gogh (1853-1890). Situado en Paulus Potterstraat y Museumplein. Alberga más de doscientos cuadros, quinientos dibujos y setecientas cartas de este maestro de fama mundial, además de su colección de grabados japoneses. El museo es una visita imprescindible para cualquier turista nacional o extranjero.

Un monumento a la memoria de la joven judía Anna Frank y su familia. Situada en Prinsengracht 263-265 y convertida en museo en 1960, la casa fue remodelada en los años noventa. Algunas zonas, como la casa trasera, donde se ocultó la familia Frank durante la Segunda Guerra Mundial, fueron completamente restauradas hasta recuperar su estado original, para que los visitantes puedan hacerse una idea clara de la situación en la que Ana Frank escribió su famoso diario.

Considerada la plaza más bonita de Ámsterdam por muchos de sus habitantes y situada a un cuarto de hora a pie de la Estación Central. En su centro está De Waag, un edificio medieval que ahora alberga un café restaurante. Alrededor de la plaza hay terrazas y más sitios donde comer. También se encuentra allí el legendario Cotton Club, el lugar donde antiguamente se reunían los africanos y, más tarde, los surinameses. En cuanto sale un rayo de sol, las terrazas de esta plaza se llenan de inmediato.

Así se llaman los canales de Ámsterdam. En 1612 comenzaron las obras de los tres más importantes: Herengracht, Keizersgracht y Prinsengracht. A medida que la ciudad crecía, se ampliaron y se construyeron nuevos canales hasta formar un círculo, como un cinturón, alrededor del centro. Los canales evocan el esplendor del siglo XVII, conocido como el Siglo de Oro de los Países Bajos.

El museo más grande e importante de los Países Bajos. Tiene más de doscientas salas. La colección, de más de un millón de obras, incluye cuadros de Rembrandt, entre ellos la Ronda de noche. El museo es propiedad del Estado, y su finalidad es mostrar y explicar la historia holandesa a tantos visitantes como sea posible, ya sean nacionales o extranjeros. El Rijksmuseum está en la Stadhouderskade.

Originalmente un barrio típico, el Jordaan sigue siendo una de las zonas más bonitas de Ámsterdam. Se extiende entre los canales Prinsengracht y Lijnbaansgracht. Este barrio se construyó en la primera mitad del siglo XVII. A finales del siglo pasado se hizo muy popular entre los jóvenes yuppies. Con sus numerosos y acogedores bares, es una visita obligada.

El Vondelpark es el parque municipal de Ámsterdam. Cuando hace buen tiempo, se llena de gente que corre, patina, fuma, se relaja, juega al fútbol y muchas otras cosas. Situado en la zona de Oud-Zuid, el parque se extiende entre las calles Stadhouderskade y Amstelveenseweg. Inaugurado en 1865, lleva el nombre del poeta y dramaturgo Joost van den Vondel: hay una estatua de él en el parque. El Vondelpark es Monumento Nacional desde 1996.

Una bonita zona comercial ubicada en nueve travesías del centro de Ámsterdam. Un punto de referencia del shopping alternativo, con tiendas vintage y de segunda mano, boutiques de diseñadores y marcas que crean tendencia. Son las calles pequeñas que unen los grandes canales, como el Herengracht y el Keizersgracht. Sus nombres: Berenstraat, Gasthuismolensteeg, Hartenstraat, Huidenstraat, Oude Spiegelstraat, Reestraat, Runstraat, Wijde Heisteeg y Wolvenstraat.